Auditoría energética

 

El consumo de energía en nuestras casas, empresas, comercios e industrias es, según los principales estudios, mayor del realmente necesario. Mediante la aplicación de las medidas de ahorro recomendadas tras una auditoría energética, seríamos capaces de reducir el consumo en un porcentaje considerable, sin tener que reducir el confort que necesitamos.

 

¿Qué es una auditoría energética?

La auditoría energética es la herramienta sobre la que se asienta un plan estructurado de ahorro energético. La auditoría energética implica realizar una labor de recogida de información, análisis, clasificación, propuesta de alternativas, cuantificación de ahorros y toma de decisiones.

 

¿Cuándo debemos pensar en realizar una auditoría energética?

Si creemos que en un determinado lugar:

  • se emplean aparatos poco eficientes
  • se lleva a cabo un escaso mantenimiento en los equipos
  • se producen pérdidas de calor o de frío por un aislamiento deficiente
  • hay un desconocimiento de los hábitos adecuados de consumo.

 

¿Qué se analiza en una auditoría energética?

Analizamos el lugar a auditar a fondo con la ayuda de equipos de medición de última tecnología y realizamos un diagnóstico energético de la instalación:

  • hábitos de consumo
  • equipos de calefacción y climatización
  • equipos eléctricos
  • equipos de iluminación
  • aislamiento térmico de la instalación

¿Sabré cuánto puedo ahorrar con la auditoría energética?

Tras el análisis, nuestro equipo técnico redacta una batería de medidas para corregir el exceso de consumo energético. Cada una de las medidas se clasifica según el ahorro energético, el ahorro económico que supondría, la inversión necesaria para implementarla y su periodo de retorno económico.

 

Rellene el siguiente formulario para que le solicitemos una Auditoría Energética.

Formulario.